INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASLe informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Vecería y acalreo

García Rubio, Juan Carlos
En: El cultivo del manzano, Madrid: Mundi-Prensa
2012, pág. 131 - pág. 135(5 págs.)
Cómo optimizar la producción en el cultivo del manzano, se recomienda partir de una adecuada floración de un nivel de fecundación elevado, por otro lado si se trata de un año con abundante floración, si las condiciones meteorológicas favorecen la polinización, se puede llegar a producir un cuajado excesivo. El exceso de producción provoca una deficiente floración al año siguiente, proceso que se denomina vecería, este exceso se considera un factor de calidad negativo para los frutos. Destaca el análisis sobre la relación entre la regularidad de la producción y la calidad del fruto, el análisis de las mejores técnicas de aclareo, el aclareo mejora el calibre y las cualidades organolépticas del fruto y reduce la vecería, la práctica de la vecería se realiza ante la necesidad de producir, con calidad adecuada, cosechas satisfactorias todos los años, limitar la fructificación permite que las manzanas que permanecen en el árbol disponga de nutrición suficiente, por otro lado se analiza la técnica de aclareo químio y de los diferentes tratamientos los más utilizados son el tratamiento Ana, Nad y Carbaril o Sevín. Por último se analizan las técnicas de aplicación, los productos se aplican con agua, mediante pulverización y la cantidad debe ser proporcional al volumen de la copa de los árboles, generalmente se utilizan de ochocientos a mil doscientos litros por hectárea, se concluye que la acción de los productos es más eficaz cuando los árboles están débiles por escasez de agua o nitrógeno, en plantas jóvenes, con mala polinización, y excesiva carga de frutos, pro todo esto, la mayoría de las veces es necesario completar el aclareo químico con el manual, sobre todo cuando se pretende obtener frutos de primor
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.