INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASTe informamos que en el transcurso de tu navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias (ficheros de datos anónimos) y de terceros, las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. Puedes obtener más información, conocer cómo cambiar la configuración y/o revocar tu consentimiento previo al empleo de cookies, en nuestra sección Política de cookiesPolítica de cookies


Taittinger Comtes de Champagne, un champán de lujo para el último brindis del año

29/12/2021
En: lavanguardia.com
Digital
La prestigiosa región de Champaña es sin duda uno de los parajes de viñedo más preciosos y embelesadores que existen. Allí la variedad de uva blanca que reina es la chardonnay, capaz de crear vinos tanto finos como golosos, respetar como ninguna todos los aromas de la larga crianza sobre lías y guardar en su interior la esencia del suelo en el que se arraiga. Taittinger Comtes de Champagne es una de las mejores versiones en cuanto a mostrar la delicadeza de la chardonnay. Vitalie Taittinger, junto a Pierre-Emmanuel Taittinger, forman una saga que ha hecho de su espumoso una marca internacional Luc Valigny Champaña se divide en cuatro grandes zonas bien diferenciadas, donde el clima y el terreno de cada una determina la excelencia de la variedad que ella se decide plantar. La Montaña de Reims se enorgullece de la pinot noir, mientras que es la Côte des Blancs la que cría las más increíbles bayas de chardonnay. Asimismo, apenas hay diecisiete pueblos catalogados con el mayor reconocimiento, Grand Cru, y otros cuarenta y dos que se quedan a las puertas, como Premier Cru. Las cepas de Taittinger Comtes de Champagne crecen en Avize, Chouilly, Cramant, Mesnil-sur-Oger y Oger, todos ellos Grand Cru de la Côte des Blancs. Larga crianza El preciado espumoso duerme en las botellas durante diez años en el oscuro subsuelo de Saint-Nicaise, iglesia gótica derruida Antes de ver la luz, las botellas descansan durante diez años en el oscuro subsuelo de Saint-Nicaise, antigua iglesia gótica derruida y de la que solo permanecen estas galerías que hoy por hoy forman parte de coteaux , maisons y caves de champagne y están inscritas en la lista del patrimonio mundial de la Unesco. Tras ese letargo de crecimiento nace esta añada 2011 que apenas acaba de salir al mercado y aún permite incluso poder guardarla a fin de incrementar su extensa complejidad. El subsuelo de la iglesia gótica de Saint-Nicaise permite que los vinos reposen sin sobresaltos el tiempo necesario Louis Teran A la vista es amarillo pálido y sumamente brillante. Al acercarlo a la nariz se muestra despierto desde un comienzo: la fruta presente es altiva, muy fresca, destacando el melocotón, las almendras, los caramelos de naranja e incluso el clásico polo de lima-limón. Acompañan las notas de flor blanca como una infusión de manzanilla o un panal lleno de miel. Los recuerdos de la miga de un pan recién horneado, resinas, lápices de ceras, brioche y una tarta de crema le aportan la punta de calidez y ternura. Suelos calcáreos En el terreno, creado a partir de esqueletos de microorganismos marinos, se encuentran fósiles belemnitas de la era secundaria Los suelos calcáreos siempre ayudan a incentivar la acidez en los vinos. En Champaña son predominantes, y existe un terreno muy particular llamado creta, creada a partir de esqueletos de microorganismos marinos (cocolitos) y donde incluso se encuentran fósiles belemnitas (moluscos de la era secundaria). Las raíces se adentran en la creta, y esta regala su carácter a las bayas, y así nacen los aromas de polvo de tiza que se encuentran en el Taittinger Comtes de Champagne. Los recuerdos de barrica, como el humo de cedro y el puro moro, se quedan agazapados y casi escondidos tras la puerta, como mirando por una rendija, como un apuntador en el teatro, un amuleto que incita a seguir o unos discretos gemelos que apenas son un mínimo porcentaje del atuendo, pero que marcan la diferencia. Y es que solo un cinco por ciento del vino se crio durante cuatro meses en barricas nuevas de roble. 2011 bodega TAITTINGER AOC Champagne pvp aprox. 150 euros vol. alc. 12,5% La entrada en boca tiene el dulzor justo y necesario para domar la acidez que aparece al degustarlo. Todo es equilibrio, y se muestra largo sin ser excesivamente sabroso, con una larguísima caudalía y un mínimo amargor. La burbuja es apenas un pequeño cosquilleo en la lengua, la sensación táctil es grasa y deja una película que abraza y envuelve la lengua. Cuando desaparece ese manto queda un tacto mineral y de franca caliza. Lee también Torelló Collection 2010 Brut Nature, un Corpinnat para 612 afortunados Maximiliano Bao Heredad de Urueña, la pasión por el viñedo tiene premio Ramon Francàs Se muestra versátil en cuanto a temperatura. Si bien es cierto que se embelesa y crece sin tapujos con un aumento de temperatura, merece la pena regocijarse con dos copas con el champán muy frío y notar como restaura el cuerpo al deslizarse en cada trago largo. Después del sacrilegio, mejor darle amor y cariño, dejarle unos minutos de sosiego y que vaya abriendo sus alas de aromas. Así pues, recomiendo sacar la botella de la nevera y nunca más volver a ponerla en frío. Todo es historia viva en este exclusivo champán, destellos de sol, recuerdos grabados en las paredes calizas, que honra a los condes de Champagne, finura extrema y paladeos de regocijo.
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.