INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASTe informamos que en el transcurso de tu navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias (ficheros de datos anónimos) y de terceros, las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. Puedes obtener más información, conocer cómo cambiar la configuración y/o revocar tu consentimiento previo al empleo de cookies, en nuestra sección Política de cookiesPolítica de cookies


La demanda de aceite y los bajos costes de cultivo disparan las siembras de girasol

26/09/2022
En: elpais.com
Digital
La demanda de aceite y los bajos costes de cultivo disparan las siembras de girasol La guerra en Ucrania hace crecer un 80% el precio de las pipas Finca de cultivo de girasol ecológico en Álava. DIPUTACIÓN FORAL DE ÁLAVA (Europa Press) Comentarios Finalizadas las siembras en todo el territorio, desde las zonas más adelantadas en Cádiz al norte de Castilla y León, el girasol se ha confirmado como la mayor alternativa de la campaña en las producciones de los cultivos de herbáceos, con un incremento estimado de cultivo superior al 20%. Ello supone romper el retroceso de los últimos tiempos, donde las siembras habían ido cayendo, desde los dos millones de hectáreas en los años noventa al hilo de pagos por superficie -donde, en muchos casos, solo se sembraba por cobrar la ayuda y apenas había producción-, hasta las 630.000 hectáreas de la campaña pasada. El declive estaba provocado por los bajos precios pagados por las industrias en el campo, cuando optaban por las importaciones (entonces muy baratas) desde los países del Este, dependencia que hoy sufren los consumidores. Más información Qué puedo hacer si el calor achicharra mi cosecha Esta nueva situación en el cultivo de girasol sería consecuencia fundamentalmente de dos factores. En primer lugar, por las expectativas de unos buenos precios para la pipa de esta próxima campaña, al hilo de la situación al alza de los mercados internacionales especialmente por la invasión de Ucrania, habiéndose suscrito ya contratos con algunas industrias a más de 90 céntimos el kilo de pipa, frente a los 50 o 60 céntimos de la campaña pasada, lo que en el mejor de los casos supone un alza del 80%. En segundo término, ha sido determinante el incremento de los costes de producción, especialmente de los fertilizantes y muy concretamente los nitrogenados, que se han multiplicado por tres, junto al gasóleo. Frente a unos gastos en abonos de unos 360 euros por hectárea de cereal de secano que calcula el agricultor Eduardo Ausín en tierras de Burgos, en el girasol los gastos en abonado son inexistentes o muy reducidos. A favor de la siembra de girasol se halla el gasto en la semilla, con unos 80 euros por hectárea y con varietales muy adaptadas a los secanos o con escasas lluvias. El rendimiento en secano apenas pasa de 1.000 kilos por hectárea, pero es muy superior en zonas de regadío. Finalmente, en este comportamiento de las siembras ha jugado un papel importante la decisión del gobierno de eliminar la exigencia de dejar un 5% de las superficies de cultivo como barbecho de interés ecológico, unas 600.000 hectáreas que en parte irían para girasol. Pedro Gallardo, agricultor jerezano y presidente del grupo de Oleaginosas en el COPA-COGECA de la UE, es de los que practican un abonado ligero para el girasol para mejorar los rendimientos. De cara esta campaña entiende que el incremento de superficie no se va a traducir en el mismo incremento de las producciones, en cuanto muchas de las tierras utilizadas, que estaban abandonadas, no son las de mejor calidad. Producción insuficiente Con una demanda de unas 300.000 toneladas para el consumo doméstico , más de 300.000 para la industria alimentaria y otras cantidades para otros fines, la actual cosecha de unas 800.000 toneladas de pipas se queda muy corta, al suponer solo una producción de unas 330.000 toneladas de aceite. Ello significa que España mantendrá una fuerte dependencia exterior, como mínimo de 500.000 toneladas que hasta ahora procedían de Ucrania y otros países del Este. De acuerdo con los datos manejados por José Antonio García de Tejada, responsable de oleaginosas de la Asociación de Obtentores Vegetales ANOVE , la producción española de semillas de girasol se estima en unos 10 millones de kilos. Sin embargo, señala que, de esa producción más de un 70% se comercializa en el exterior para su siembra, especialmente en Rusia y Ucrania, países de donde España lleva a cabo a su vez las mayores importaciones de pipa y sobre todo de aceite de girasol crudo para su refino. ANOVE reclama la potenciación del cultivo para evitar la actual dependencia, con el uso de una parte de esos 2,3 millones de hectáreas de barbechos que hay en el país y de las Superficies de Interés Ecológico, ese 5% que está obligado a no cultivar el agricultor para acceder a los pagos de la PAC. Suscríbete para seguir leyendo
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.