INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASLe informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Nuevos portainjertos en solanáceas y cucurbitáceas

Gisbert, Carmina
En: Vida Rural, Año XXVI, núm. 462
abril 2019, pág. 36 - pág. 39(4 págs.)
La utilización del injerto de hortícolas en España se inició en la década de los 90, mayoritariamente para controlar las fusariosis provocadas por el hongo Fusarium oxysporum f niveum en sandía. Esta técnica se extendión rápidamente a tomate y luego a otras solanáceas y cucurbitáceas de interés. Con la prohibición del uso del bromuro de metilo como desinfectante del terreno, la utilización de planta injertada se ha visto incrementada, al aumentar el número y diversidad de patógenos en el suelo que no se eliminan con tanta eficacia con los tratamientos actuales. Actualmente, son distitnos los grupos que están trabajando con el fin de aumentar la diversidad de patrones en solanáceas y cucurbitáceas, resumiendo en este artículo los desarrollos en los que se está trabajando en la actualidad
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.
Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma.