INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASLe informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Nueva técnica de manejo del viñedo: brotación forzada de nuevas yemas

Martínez de Toda Fernández, Fernando
En: La Semana Vitivinícola, núm. 3548
agosto 2019, pág. 1254 - pág. 1258(5 págs.)
El impacto directo del calentamiento climático sobre la vid se traduce en un adelanto de entre dos y tres semanas de las fechas de la vendimia en los últimos cincuenta años en casi todas las regiones del mundo. La principal consecuencia de este adelanto en los estadios fenológicos es que la maduración de la uva se lleva a cabo en condiciones más calidas, lo que produce una excesiva acumulación de azúcares y una elevación del grado alcohólico. Entre las estrategias vitícolas para mitigar los efectos negativos del cambio climático se distinguen dos grandes grupos: estrategias en el establecimiento del viñedo y estrategias en las técnicas de cultivo. Entre las primeras destacan la ubicación de los viñedos en zonas más frescas y con mayor altitud, y la elección de variedades más tardías y resistentes a las altas temperaturas. Entre las segundas, destacan como las más interesantes las técnicas de reducción de la superficie foliar mediante deshojados o recortes, las podas tardías y las podas mecánica y mínima. Con el objetivo de retrasar la maduracón de la uva al menos dos meses, se ha propuesto una nueva técnica basada en forzar un nuevo desarrollo de la vid a partir de yemas recién formadas. Es interesante en zonas vitivinícolas especialmente cálidas. Consiste en cortar los pámpanos en crecimiento dejando varios nudos con el objetivo de forzar el desarrollo de nuevas yemas. Si conseguimos que estas nuevas yemas broten en el mes de junio, la maduración de la uva se retrasará dos meses y se producirá a temperaturas más adecuadas, consiguiendo mayores niveles de acidez, antocianos y compuestos fenólicos totales y menores niveles de pH, en comparación con las vides no forzadas
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.
Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma.