INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASLe informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Cuidados del níspero: cómo plantarlo, propiedades y poda

16/06/2022
En: lavanguardia.com
Digital
Si tienes un pequeño jardín, uno de los árboles que puedes plantar y que te dará grandes alegrías es el níspero. Su fruto, una mezcla de cítricos, melocotón y mango es delicioso y fresco, te aportarán mucha hidratación y puedes utilizarlo para hacer batidos y smoothies que te encantarán. Además, es un árbol que crece fácilmente en las condiciones climáticas adecuadas y da frutos todos los años. Puedes incluso plantarlo en una maceta grande, porque mediante la poda y los cuidados necesarios puede quedarse con el tamaño de un arbusto. Frutos Es un fruto muy interesante desde el punto de vista nutricional. En España, la variedad más conocida es la que produce frutos redondos con una pulpa anaranjada de sabor dulce. Pero existen muchas más y, en algunos países como Japón o China, se utilizan sus hojas y fruto para elaborar remedios para aliviar enfermedades y patologías. Además, es un fruto muy interesante desde el punto de vista nutricional. Aporta vitaminas C, B y A que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y nutrientes como el potasio, el magnesio y el calcio, necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Níspero en floración Getty Images/iStockphoto Al plantarlo es importante tener en cuenta que es un árbol al que le viene bien un suelo con una textura arcillosa y que drene bien. Crece bien en suelos ácidos o alcalinos, lo único que le puede perjudicar es que sea salino, si está cerca del mar. Hay que excavar a una profundidad de, al menos, 45 centímetros para adaptarse al rápido crecimiento de las raíces durante el primer año. Es un árbol al que le viene bien la luz directa del sol, aunque también puede desarrollarse en zonas de sombra. Es muy sensible a los cambios drásticos de temperatura, al menos en lo que se refiere al crecimiento de sus frutos. Prefiere los climas templados o ligeramente cálidos y el frío intenso perjudica su crecimiento. Frutos del níspero iStockphoto Durante el primer año después de plantarlo el níspero, hay que regarlo mucho para asegurarse de que las raíces crezcan lo más rápido posible. Sin embargo, también es necesario asegurarse de que su suelo drene bien. A los nísperos no les viene bien que las raíces están continuamente empapadas, porque se pueden pudrir. Por eso, es aconsejable regar la planta de 3 a 4 veces en los primeros 12 meses, especialmente durante el verano. Una vez pasado el primer año, se puede reducir el riego a la mitad. No necesita utilizar fertilizante a menuda, basta con utilizar un poco al comienzo de la primavera para obtener los nutrientes que necesita para florecer y dar frutos. Los hay específicos de árboles frutales. Hacia el final del verano, el árbol comienza a producir flores, que se forman en las puntas de las ramas en racimos. Huelen muy bien y dan lugar a los frutos una vez pasados los meses. En el otoño e invierno puede verse perjudicado por las bajas temperaturas, por lo que se aconseja cubrirlo sobre todo por las noches para mantenerlo caliente. Lee también Cómo sacarle el máximo partido a un balcón o una terraza pequeña Patricia Cardoso Esta es la razón por la que deberías cuidar tus plantas con vinagre Beatriz Benéitez Burgada Después de que pasa el invierno, el árbol comienza a formar nuevos brotes desde la primavera hasta el verano. La floración y la fructificación pueden diferir de un año a otro, dependiendo de las condiciones ambientales. Se debe podar durante el verano y podarlo después del otoño, pues ayuda a que en el árbol broten más flores en la primavera siguiente. La poda también ayuda a que la luz llegue a las ramas inferiores, lo que garantiza maximizar el período de fructificación.
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.
Contacto Aviso legal Política de privacidad Política de Cookies