INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASLe informamos que en el transcurso de su navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias y de terceros (ficheros de datos anónimos), las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar de forma anónima algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. En el caso de que usted siga navegando por nuestro sitio Web implica que acepta el uso de las cookies indicadas. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra sección Política de cookies


Alta tecnología contra el efecto del cambio climático en la agricultura | Castellón

14/12/2021
En: elmundo.es
Digital
Abrir panel de nuevas noticias COMUNIDAD VALENCIANA Alta tecnología contra el efecto del cambio climático en la agricultura SANDRA MORALES Enviar por email Comentar Un laboratorio de Moncofa participa en el proyecto europeo SusMedHouse con herramientas y sistemas que permitan una producción de invernadero sostenible en la región mediterránea Primera cita presencial de SusMedHouse que se llevó a cabo en Antalya, Turquía, a final de noviembre. C. A. D. La ciudad turca de Antalya ha acogido el primer encuentro presencial de las instituciones y empresas participantes en el proyecto de I+D+i SusMedHouse (Sustainability Competitiveness of Mediterranean Greenhouse and Intensive Horticulture) cofinanciado por la Unión Europea. Siete partners de seis países, entre los que participa la empresa Wola de Moncofa por parte de España , trabajan en este proyecto que promueve la estrategia europea de economía circular, ya que apunta a una innovación de los sistemas para la sostenibilidad y competitividad del invernadero mediterráneo. «SusMedHouse tiene como objetivo lograr soluciones sostenibles y avances científicos y tecnológicos que promuevan posibles desarrollos futuros en el campo de la horticultura en el Mediterráneo», explica el CEO de Wola, Teófilo Díez-Caballero. Se trabaja para contribuir a la superación de los problemas de cambio climático en la agricultura de esta zona, desafíos que sumados a la escasez de recursos, contaminación, desertificación, degradación de cultivos, crecimiento demográfico, pérdida de biodiversidad, entre otros, urgen inversiones en la mejora de la productividad, en la eficiencia agrícola y sostenibilidad, para lo que se impulsa este proyecto. «Mediante la combinación de inteligencia artificial de alta tecnología con aplicaciones innovadoras , este proyecto proporcionará una producción competitiva, ecológica, de invernadero sostenible y de alta tecnología que también promoverá la producción de alimentos seguros durante todo el año en la región del Mediterráneo (MED)», explica el responsable del laboratorio Wola. Entre los objetivos concretos, se encuentran: aumentar la cantidad y la calidad de la producción de invernadero y su eficiencia en al menos en un 20% ; desarrollar nuevos métodos más seguros para el manejo de plagas y patógenos; optimizar los recursos energéticos, del suelo y del agua; evita la eutrofización; contribuir a la economía circular en la agricultura, aportando sostenibilidad; y crear invernaderos ecológicos automatizados. Los siete socios de 6 países (Turquía, Alemania, Italia, España, Portugal y Egipto) son tres pymes (AR & TeCS, Wola y Proteus); dos organizaciones de investigación (Fraunhofer ISE, CNR-Isafom); una asociación agrícola de Portugal (Avipe) y un usuario final de Turquía (Antalya Tarým). La participación de la firma de Moncofa Wola (Water On Line Analysis Europe S.L) consiste en el desarrollo de nuevas tecnologías analíticas basadas en « biosensores microbianos» que, de forma automatizada, permitirán analizar continuamente características de la calidad del agua usada en el invernadero. «Se analiza la toxicidad que pueda tener el agua de riego; la cantidad de materia orgánica disuelta en el dicha agua y la concentración de microorganismos». A la vez, se analizan parámetros físico-químicos como pH, conductividad, turbidez, etc.. «Esta tecnología es pionera a nivel internacional y permite medir parámetros en tiempo reducido y a un coste reducido». «Con ello, se controlará de forma constante, automatizada e in situ, si el agua de riego utilizada es adecuada o no para cada tipo de cultivo y si en algún momento no lo fuera, interrumpir el riego evitando dañar el cultivo y la cosecha», añade. Además de la aplicación para la industria agroalimentaria, la tecnología de Wola también puede aplicarse en otros campos , «tales como salud medioambiental, piscifactorías, cultivos hidropónicos, estaciones depuradoras de aguas residuales y potabilizadoras, vertidos tóxicos generados por las industrias, protección de zonas húmedas, etc.», concluye. El Mediterráneo necesita «mejorar la producción agrícola» Se espera que la población mundial alcance los 9.000 millones en 2050 y que las necesidades alimentarias aumenten proporcionalmente, mientras se reduce la producción agrícola. En la región del Mediterráneo (MED ), advierten los ingenieros del proyecto, las tierras cultivables disminuyeron de 0,38 hectáreas (ha) por persona a 0,23 entre 1970 y 2000, con una reducción proyectada de 0,15 ha para 2050. La agricultura es un sector económico importante -en empleo e ingresos- para gran parte de la población MED. «En la mayoría de los países del MED sur (Marruecos, Egipto, Turquía y Túnez), da empleo al 20- 30% de la población». «Con prácticas de mejora adecuadas, este potencial puede explotarse con un efecto económico sustancial», explican. Y es que, la producción de alimentos de la región MED no es suficiente para sustentar a su población. Estos países comparten desafíos relacionados con las características geográficas que disminuyen la productividad agrícola como resultado del cambio climático. Sus pronósticos hablan de un aumento de la temperatura de entre 2 y 4 ° y una reducción de las lluvias entre el 4% y el 30% para 2050. Estos desafíos urgen inversiones en la mejora de la productividad, en la eficiencia agrícola y sostenibilidad, para lo que se impulsa este proyecto de invernaderos, Susmedhouse financiado por la UE. Conforme a los criterios de The Trust Project
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.
Contacto Aviso legal Política de privacidad Política de Cookies