INFORMACIÓN ACERCA DE LAS COOKIES UTILIZADASTe informamos que en el transcurso de tu navegación por los sitios web del grupo Ibercaja, se utilizan cookies propias (ficheros de datos anónimos) y de terceros, las cuales se almacenan en el dispositivo del usuario, de manera no intrusiva. Estos datos se utilizan exclusivamente para habilitar y estudiar algunas interacciones de la navegación en un sitio Web, y acumulan datos que pueden ser actualizados y recuperados. Puedes obtener más información, conocer cómo cambiar la configuración y/o revocar tu consentimiento previo al empleo de cookies, en nuestra sección Política de cookiesPolítica de cookies


La industria alimentaria aragonesa necesita invertir 3.000 millones para su digitalización y transición ambiental

31/12/2020
En: eleconomista.es
Digital
El sector de la industria alimentaría en Aragón cifra en más de 3.000 millones de euros las inversiones a acometer en los próximos cinco años con el fin de modernizar y adaptar sus procesos productivos a la doble transición ambiental y digital. Son inversiones que también irían destinadas a las transformaciones de los canales de comercialización y para la adaptación a los nuevos hábitos de los consumidores fruto de los objetivos establecidos en el Pacto Verde Europeo y, más concretamente, en la Estrategia 'From Farm to Fork'. Una transformación ante la que las empresas alimentarias de Aragón -la mayoría son pymes-, deberán realizar un importante esfuerzo inversor y ante el que desde la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón (AIAA) se ha dirigido al Gobierno de Aragón para que se solicite un Plan Específico de Ayudas para Apoyar la Inversión y Modernización de la Industria Alimentaria dentro de los Fondos Next Generation de la UE con el fin de facilitar estas inversiones que, además, permitirán impulsar la competitividad del sector y generar empleo. Desde AIAA se incide en que el sector tiene importantes retos por delante, pero todavía no se conoce cómo se van a articular la aplicación de los fondos procedentes de la Unión Europea y se teme que el sector alimentario pueda quedar fuera ante los "rumores" que circulan de que estos fondos podrían ser gestionados por el Gobierno de España o el Ministerio de Industria, primando sectores de actividad como la automoción, aeronáutica y defensa, principalmente. "Nos preocupa porque el sector alimentario está formado por muchas pequeñas y medianas empresas -no así la automoción y la aeronáutica-, que tienen complicado articular grandes proyectos y consorcios de inversión, pero sus necesidades también van a ser enormes y, además, en un corto plazo" ante la Estrategia 'From Farm to Fork' o 'De la granja a la mesa' de la Unión Europea ya en puertas, según han indicado desde AIAA a elEconomista El sector alimentario demanda así que se piense en estas empresas y en sus características especiales como el hecho de ser pymes y de estar dispersas por el territorio, así como la importancia de este sector en la economía. En 2019, la industria alimentaria superó los 5.000 millones de euros de cifra de negocios -supone el 20% del total del sector industrial de Aragón-, de los que 1.685 millones de euros se correspondieron con exportación. En los últimos cinco años, la industria alimentaria en esta comunidad ha generado más de 5.000 empleos directos, aparte de duplicar sus exportaciones desde 2015, ejercicio en el que las ventas al exterior eran de 807 millones de euros. La industria alimentaria y el sector primario suponen alrededor del 10% del PIB y del empleo en Aragón, porcentaje que se triplica en las comarcas más despobladas del territorio aragonés. Las necesidades de inversión Las inversiones de más de 3.000 millones de euros en el sector alimentario de cara a los próximos cinco años se centrarían en varios ejes como la reducción de emisiones, valorización de subproductos y minimización de su impacto ambiental y la optimización de los modelos de economía circular, así como a la adaptación de los sistemas de envasado a nuevos materiales de envase. Las inversiones igualmente se destinarían a la eficiencia en la producción de alimentos y reducción del desperdicio alimentario, la ampliación y consolidación de la implantación de energías renovables y la aplicación de BigData, digitalización y robotización de procesos. Otros retos que requerirán inversiones son la digitalización, calidad y seguridad alimentaria a través de la implantación de sistemas de Blockchain, etiquetas inteligentes y otras tecnologías TIC y de los procesos comerciales. El esfuerzo inversor también comprenderá el desarrollo del comercio online y la adaptación de los procesos productivos e instalaciones a los requerimientos sanitarios y logísticos del sector de la distribución comercial. Son procesos todos ellos que, además, irán acompañados de innovación, lo que hará que el sector también deba acometer un esfuerzo adicional para mejorar la competitividad aumentando la inversión en I+D+i y la internacionalización de los canales comerciales. Es una transformación que, a su vez, conllevará la captación de talento. Los planes claves para el sector Ante esta transformación, desde el sector se demanda que se articulen tres planes específicos. Uno de ellos es el Plan de Fomento de la Innovación en las Empresas Agroalimentarias para promover e intensificar los procesos internos de innovación en las empresas del sector e incorporar las tendencias del mercado en alimentos más saludables, nuevos ingredientes o alimentos sin aditivos, entre otras. También se demandan un Programa de Promoción e Internacionalización de las industrias alimentarias de Aragón que apoye la inversión en promoción y comercio exterior, y un Plan de Atracción de Talento para facilitar la incorporación de profesionales en las áreas de mayor desarrollo futuro como la innovación, internacionalización, digitalización o sostenibilidad, entre otras. Relacionados La industria alimentaria de Aragón reclama la ampliación de las medidas anunciadas por el Gobierno para este sector FIAB y AIAA se alían para impulsar el sector agroalimentario
Fundación Bancaria Ibercaja C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Joaquín Costa, 13. 50001 Zaragoza.